Nuestro cliente, Asociación Sectorial de Pequeñas y Medianas Empresas, detecta un desfase entre el nivel de formación de los empleados de sus asociados y las necesidades que demanda la nueva situación del mercado debido al fuerte crecimiento experimentado en los últimos años.
Hasta la fecha la gestión de la formación era decidida a nivel directivo sin la mediación de ninguna metodología o sistema más allá de la intuición y experiencia de estos.
En 2019 se elaboro un PIGAF (Plan Integral de Gestión del Aprendizaje y la Formación) para una Empresa Municipal de Servicios como consecuencia del cual se ha diseñado un plan de formación, que incluye necesidades, itinerarios, prioridades y evaluaciones para sus 250 empleados para un periodo de 4 años.
En los últimos ejercicios este modelo ha puesto de manifiesto sus ineficacias y ha generado una demanda de los mandos intermedios y el resto de plantilla hacia una mayor optimización y mejor adaptación de la formación a los procesos necesarios para la generación de productos y servicios
Partiendo de la identificación de objetivos sobre, entre otras cosas, políticas de control de calidad y transformación digital, se diseña ad-hoc para la Asociación, un Plan Integral de Gestión del Aprendizaje y la Formación (PIGAF), en función del modelo de carrera profesional identificado en el sector, focalizánzolo en la asimilación de nuevas competencias, tanto en la gestión como en el desempeño de tareas por parte de todos los recursos de la organización.
El “PIGAF” es un plan estratégico plurianual, centrado en la formación de la persona como proceso continuo de aprendizaje para la mejora de su eficiencia, desempeño y desarrollo de carrera profesional.
Es implantado un “PIGAF”, supervisado y coordinado por gestores de la propia organización implicados en la dirección del proceso, acompañándolo con modelos de gestión de competencias vinculadas a la carrera profesional y siendo puestas en práctica novedosas pedagogías incorporando herramientas y utilidades digitales, potenciando escenarios de aprendizaje colaborativo con simulación sobre entornos reales.
Como proceso de control y medición es elaborado un conjunto final de documentos que servirán como marco de referencia a la organización para la elaboración de los planes de formación y aprendizaje necesarios, presentes y futuros, acompañado de nuestro servicio de soporte de asesoría y consultoría, por un periodo de entre cinco y diez años.